El diseño de un espacio comercial requiere un tratamiento inteligente, un profundo análisis de la tipología de actividad comercial, de su ubicación, del futuro público al que se quiere convocar, de cómo se quiere vender, con que estilo.

La determinación de los flujos de público en el espacio comercial no es tarea fácil y configurará las bases para que nuestros diseñadores den con las formas, diseño de mobiliarios, creación de espacios, colores y ambientes.